¿Qué beneficios tienen los probióticos y prebióticos ?

Las diminutas bacterias probioticos y prebioticos que forman la microflora de sus intestinos; pueden aportar tremendos beneficios a todo el cuerpo. En este artículo; le diremos cómo optimizar el entorno interno del cuerpo para mejorar la salud y el rendimiento.

En los últimos años, se ha vuelto cada vez más claro en qué próxima área principal; se centrará la investigación en el campo de la salud humana y su desempeño. La respuesta puede sorprenderte: ¡el intestino se convertirá en el principal objeto de estudio!

Los estudios existentes muestran que las bacterias que habitan el tracto digestivo, tienen un impacto significativo en la salud y el rendimiento físico. Para ser claros; este es un campo de investigación relativamente nuevo; y hoy en día todavía hay varios factores que afectan la composición bacteriana del intestino, que no podemos controlar.

Pero, sin embargo, podemos influir en una de las principales variables: la calidad y la composición de nuestra dieta.

Sobre la base de lo que sabemos ahora, un plan para mejorar la salud de los intestinos implica; sobre todo, un aumento en el consumo de probióticos y compuestos conocidos como prebióticos. A continuación puedes leer cuál es su principal diferencia, y cómo y por qué se deben usar.

Qué beneficios tienen los probióticos y prebióticos
Qué beneficios tienen los probióticos y prebióticos

¿Por qué son tan importantes las bacterias beneficiosas?

Los probióticos son pequeños organismos vivos que, como algunos tipos de bacterias y levaduras, se encuentran dentro de nuestros intestinos. No todas las bacterias son probióticas. El prefijo “pro” marca solo aquellos grupos de bacterias que se consideran beneficiosas para la salud.

En este momento, hay alrededor de 100 billones de bacterias dentro de tu cuerpo, ¡ni siquiera son millones! Sin embargo; varias variedades de bacterias dominan fuertemente el cuadro general, por ejemplo, los lactobacilos y las bifidobacterias son las dos formas bacterianas más comunes.

Los microorganismos probióticos se encuentran en una amplia variedad de alimentos fermentados, como el yogur, el suero de leche, ciertos quesos. Los suplementos nutricionales también son una forma popular de aumentar el consumo de probióticos.

Existe una relación compleja y muy sensible entre la dieta, el contenido microbiano y el estado de los intestinos. Y aunque para todas las personas en general; una composición básica similar de los microorganismos es característica; para cada persona la microflora intestinal se caracteriza por rasgos distintivos individuales que dependen de factores genéticos, estilo de vida, dieta y el medio ambiente.

Disbacteriosis, es una molestia intestinal muy común

La principal molestia de la microflora intestinal es la disbacteriosis. Este es un cambio cuantitativo y cualitativo en la composición de la microflora intestinal normal, bajo la influencia de diversos factores adversos, lo que provoca un aumento en el número de microorganismos que normalmente se encuentran en cantidades insignificantes.

La disbacteriosis causada por una dieta desequilibrada es un factor importante en el desarrollo de una variedad de enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon, síndrome del intestino irritable, enfermedades autoinmunes, enfermedad de Crohn, obesidad, diabetes tipo 2 y colitis ulcerosa.

Los mecanismos básicos por los cuales la microflora intestinal afecta el metabolismo y la composición del cuerpo aún no están claros, pero está claro que existe una relación entre ellos.

Por ejemplo, en personas con síndrome metabólico después del trasplante de microflora intestinal de donantes sanos, hubo una mejoría en la homeostasis de la glucosa, el metabolismo de los lípidos y la sensibilidad a la insulina.

Independientemente de la razón por la que busque mejorar la salud intestinal, el objetivo más importante en general es optimizar la proporción de bacterias beneficiosas y patógenas en la microflora intestinal. Se ha comprobado que tiene varios beneficios para la salud, incluyendo:

  • Mejora de la tolerancia a la lactosa en caso de alteraciones.
  • Fortalecimiento de la inmunidad
  • Normalización de los lípidos sanguíneos.
  • Reduciendo la probabilidad de daño muscular y acelerando su recuperación

Algunos estudios prometedores en curso, relacionan la salud intestinal con muchos aspectos del funcionamiento del cuerpo, desde las capacidades cognitivas hasta un estado emocional, pero la mayoría de ellos todavía se encuentran en una etapa temprana.

Entonces, ¿decidió maximizar la cantidad de microorganismos beneficiosos y minimizar la cantidad de dañinos? En este caso, primero debe hacer la formación de la dieta correcta y la pila de suplementos, así como proporcionar a los probióticos una ingesta suficiente de nutrientes esenciales.

¿Por qué los prebióticos son importantes?

Para la reproducción y el funcionamiento normal, los probióticos necesitan un suministro suficiente y constante de nutrientes. Agregue prebióticos o fibras prebióticas a su dieta.

Los prebióticos son sustancias que no se absorben en el intestino delgado; pero crean condiciones favorables y estimulan el crecimiento de la microflora normal del intestino grueso; actuando como una fuente de alimento para las bacterias probióticas.

En otras palabras, no puedes digerir los prebióticos por sí solo, pero las bacterias intestinales pueden lidiar fácilmente con esto.

La imagen anterior del buffet bacteriano en sus órganos internos puede parecer un poco fantástica, pero los beneficios de un mayor consumo de fibras prebióticas son bastante reales. Incluyen:

  • Absorción mejorada de minerales y mejora de la densidad mineral ósea
  • Controlando la sensibilidad a la insulina.
  • Sensación de saciedad
  • Capacidad para controlar el peso corporal

En la naturaleza, los prebióticos se encuentran en alimentos como la achicoria y la alcachofa, así como en varias frutas y verduras, principalmente en cultivos de raíces y verduras.

Se ha demostrado que las semillas, como la linaza y la chía; y algunos tipos de nueces (especialmente las recubiertas con cáscara) también contienen prebióticos.

En pocas palabras, para aumentar el contenido de prebióticos en la dieta, generalmente se recomienda aumentar el consumo de fibras prebióticas de cualquier fuente.

Pero esto puede ser difícil, ya que en la mayoría de los productos están contenidos en cantidades muy pequeñas. Aquí los complementos alimenticios vienen al rescate. La inulina, la fibra de maíz y el almidón de patata se consideran los aditivos prebióticos más populares.

Los probióticos y prebióticos juntos, son una combinación extremadamente esencial para nuestro cuerpo.

Si no tienes la suficiente alimentación balanceada, surge la necesidad de consumir productos que mejoran el extracto intestinal, si consumes Biotica – Probióticos en Cápsulas, podrás tener mejorías y los probióticos y prebióticos aumentarán mucho.

1 estrella2 estrella3 estrella4 estrella5 estrella (Puntaje del día)
Cargando...

Comentar